Aviones en tándem, introducción

Para muchos autores, la distribución en tándem de las alas, es una evolución del biplano en el que el decalaje es tan extremo que sitúa un plano por delante del otro de modo que el posterior hace las veces de estabilizador. En la práctica, cuando el estabilizador representa un área igual o cercana a la del ala más adelantada, se habla de configuración en tándem.

Las ventajas principales de esta particular manera de ordenar los planos son sobre todo las derivadas de la capacidad de carga, tamaño más compacto y posibilidad de vuelo muy lento, así como la resistencia a entrar en perdida que presenta esta disposición.

Sin embargo, tanto los aviones canard  como  tándem se han visto relegados a un segundo plano en comparación con los aviones convencionales. Las razones para esto hay que buscarlas en los inconvenientes de estas configuraciones. En primer lugar, la  mayor complejidad estructural, centrado más crítico, menor capacidad de maniobra y problemas de control en el aterrizaje y el despegue al quedar habitualmente en sombra aerodinámica el plano posterior.

Este es especialmente crítico, ya que una característica muy buena  se vuelve contraproducente en el momento del aterrizaje, el tándem genera una sustentación muy elevada de modo que para aterrizar hay que reducir  mucho la velocidad.  y a no ser que tengamos muchos metros de pista y el avión pueda aterrizar  en ángulos de ataque bajos ( velocidad más alta)será necesario usar frenos aerodinámicos y elevar el ángulo de ataque, para generar más resistencia. El peligro de esto es que aunque es difícil entrar en perdida no es imposible, de hecho entra en perdida como cualquier otro avión, pero la especial configuración de los planos, produce perdida en el ala delantera en primer lugar, lo que lleva al avión a inclinar el morro, recuperando así, de modo automático e impidiendo que el ala principal alcance un ángulo de ataque que la pondría en pérdida. Sin embargo,  si el avión ha iniciado un cabeceo y tiene una inercia suficiente, el aumento de la incidencia sigue hasta que tanto el plano delantero como el ala posterior entran en pérdida, así, el avión cae a plano a gran velocidad, y sin ninguna posibilidad de recuperación.

Estos problemas son importantes en aviones reales, donde cambiar cualquier parámetro supone en la práctica recalcular todo el aparato y hacer decenas de cambios en la configuración del avión. Sin embargo, en aeromodelismo, alterar la incidencia de un plano o aumentar la superficie de deriva no suponen más que unas horas de trabajo, con el aliciente añadido para el aeromodelista de experimentar y probar nuevas ideas.

En próximas entradas veremos cómo configuraremos nuestro modelo en cuanto a incidencias y centrado.

Gossip

El modelo representado en el esquema es el Gossip, un avión con configuración tándem en fase de desarrollo cuyo fin es la fotografía y filmación aerea Los datos que se pueden deducir del esquema son solo aproximados y representan solamente un punto de partida.

Anuncios

Nos importa tu opinión, deja un comentario y ayúdanos a mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s